Mapa de Áreas

¿Problemas de foliculitis?

 
Agenda tu cita

 

El doloroso caso del vello encarnado 

 

Muchas mujeres hemos escuchado el término Foliculitis, pero no todas estamos familiarizadas con él. La foliculitis no es más que la inflamación de los folículos, es decir, la parte de la piel que da crecimiento al cabello, se puede traducir como las lesiones que rodean al pelo pero con pus.

Existen diversos tipos de foliculitis que se generan después de la pubertad, entre los factores que provocan este problema se encuentran el sudor, traumatismos, focos infecciosos, padecimientos como diabetes, malos hábitos alimentarios sustentados en alto contenido de grasas y carbohidratos, además de ser un padecimiento provocado por una bacteria denominada estafilococo.

¿Cuántos tipos existen?

Existen muchos tipos de foliculitis, si son leves desaparecen por sí solos, pues son granitos blancos que se instalan en la piel pero también existen los casos persistentes o recurrentes que requieren tratamientos o terapias para disminuir la infección. 

Cabe mencionar que no es un problema único de las mujeres, pues muchos hombres sufren por esta dolencia que en muchas ocasiones son víctima de burlas. 

Por ejemplo, existe la foliculitis de barba, la cual afecta exclusivamente a los hombres; se encuentra también las que aparecen en la nuca y que son localizadas en la línea de implantación del cabello, ésta ya es conocida como acné queloideo.

Los individuos que se encuentran expuestos son los que tienen el cuello corto, las personas que utilizan cuellos de camisas muy almidonados, apretados, los que tienen sobrepeso, por mencionar algunas características.

Foliculitis decalvante. Ésta provoca la caída del cabello, afectando a ambos sexos. Regularmente en las mujeres suele aparecer entre los 30 años y 60, a diferencia de los hombres que inician con esta terrible manifestación en su adolescencia. 

Síntomas:

Para cualquier tipo de laceración se nota un enrojecimiento alrededor de los pelos lo que causa ardor y picazón. Otras manifestaciones presentadas son los abultamientos, los islotes de pus cercanas a los mechones.

Es importante brindar toda la atención posible al detectar algún síntoma, ya que si omitimos esta presencia podemos desencadenar un nuevo brote de las llamadas pústulas. Por ello, ante cualquiera de los signos presentados se debe acudir de manera inmediata con el especialista, ya que las infecciones severas pueden causar la pérdida permanente  del cabello y cicatrices, incluso esta dificultad genera baja autoestima y seguridad.

Desarrollado por logo_sinfoni